Prueba Estar Bien aquí

¿Te cuesta Meditar o no sabes cómo comenzar?  – Aquí te enseñamos como acceder a tu mundo interior

Feb 12, 2024

Estamos seguros, que más de una vez has escuchado de los múltiples beneficios de la meditación, y a lo mejor has tratado de meditar en alguna oportunidad. Puede que encuentres que es difícil hacerse el tiempo para sentarse a “perder el tiempo” estando en silencio y con los ojos cerrados, o que es muy difícil y que la meditación no es lo tuyo.

En este blog exploraremos en profundidad los mayores mitos que se han construido en torno a la meditación, las diferentes formas de meditación que existen y por supuesto cómo crear el hábito de meditar.

No necesitas ser un monje en una montaña para empezar; todo lo que necesitas es un poco de curiosidad y ganas de explorar. ¡Vamos a sumergirnos en el asombroso universo de la meditación!

¿Qué es la Meditación?

La meditación, lejos de ser un truco mágico para desaparecer del mundo, es una práctica milenaria que nos conecta con nuestro ser interior. Es ese lugar donde la mente encuentra su serenidad y el caos se transforma en calma.

La meditación no es sólo un invento moderno de las redes sociales; ha existido durante siglos en diferentes culturas. Tiene sus raíces en la antigua India, donde la práctica del yoga desempeñó un papel fundamental en su desarrollo. Siddhartha Gautama, quien más tarde se convirtió en Buda, desarrolló la meditación como parte integral de su camino hacia la iluminación. En la tradición china del taoísmo, se practican formas de meditación para alcanzar la armonía con el Tao (el camino o la fuerza fundamental que fluye a través de todo). En la antigua Grecia, filósofos como Platón y Aristóteles también exploraron prácticas similares a la meditación en su búsqueda de la autorreflexión y el autoconocimiento. Y aunque el judaísmo y el cristianismo no están tan enfocadas en la meditación como algunas tradiciones orientales, incluyen prácticas contemplativas y de reflexión en sus tradiciones espirituales.

Es importante destacar que, si bien la meditación tiene raíces en estas tradiciones religiosas, en la actualidad, se practica en contextos seculares y no religiosos. La meditación mindfulness, por ejemplo, se ha separado de sus raíces religiosas y se practica ampliamente en entornos no religiosos y en programas de bienestar.

No existe una única manera de meditación. Desde la meditación mindfulness hasta la meditación guiada, pasando por la meditación activa, hay algo para cada persona.

Desmintiendo Mitos acerca de la Meditación

La meditación a menudo está rodeada de conceptos erróneos y mitos que te pueden desalentar a darle una oportunidad. Algunos de los principales mitos sobre la meditación son:

  • La Meditación es sólo para monjes o gente muy espiritual. En realidad, la meditación es para cualquier persona, independientemente de su trasfondo religioso o espiritual. Puede adaptarse a diversos estilos de vida y creencias.
  • Necesitas vaciar tu mente de pensamientos. Falso, la meditación no busca apagar la mente, sino cambiar la relación con los pensamientos. Aprender a observarlos sin juzgarlos es clave.
  • La Meditación requiere mucho tiempo. En realidad, no necesitas horas. Incluso unos minutos al día pueden tener beneficios significativos. La consistencia es más importante que la duración.
  • Solo los expertos pueden meditar bien. Como cualquier otra disciplina, la meditación es una habilidad que se desarrolla con la práctica. No hay un "modo correcto".
  • La Meditación es sólo estar quieto. Falso, aunque la meditación sentada es común, hay formas activas, como la meditación en movimiento (Tai Chi, Qi Gong). Puedes estar meditando mientras jardineas, aseas tu casa, realizas una manualidad, te ejercitas, etc. La clave es desarrollar el estado de estar en el momento presente.
  • La Meditación es una solución rápida. A decir verdad, los beneficios de la meditación pueden tomar tiempo. No esperes resultados instantáneos. La paciencia y la consistencia son clave.
  • La Meditación es sólo para Reducir el estrés. Si bien reduce el estrés, la meditación también mejora la concentración, promueve la autoconciencia y puede tener beneficios físicos y emocionales.
  • La Meditación es aburrida. Hay muchos estilos de meditación. Explora diferentes técnicas hasta encontrar la que se ajuste mejor a tu personalidad y preferencias.

¿Te preguntas por dónde empezar? No te preocupes, te daremos algunos consejos prácticos para comenzar tu viaje de meditación. Te recomendamos comenzar con meditaciones simples, que se centren en la respiración y en desarrollar la conciencia del momento presente, como por ejemplo:

  • Meditación de Respiración Consciente: Siéntate cómodamente con la espalda recta. Cierra los ojos y dirige tu atención a la respiración. Observa cómo entra y sale el aire. Si tu mente divaga, suavemente vuelve la atención a la respiración.
  • Exploración del Cuerpo: Cierra los ojos y lleva tu atención a diferentes partes del cuerpo, desde los pies hasta la cabeza. Observa cualquier sensación o tensión. Relaja conscientemente cada parte mientras te desplazas.
  • Meditación de Bondad Amorosa (Metta): Comienza centrándote en ti mismo. Respira profundamente y repite mentalmente frases como "Que yo esté seguro, que yo esté feliz, que yo esté en paz". Luego, amplía estos deseos a los demás.
  • Meditación de Atención Plena (Mindfulness): Observa los sonidos a tu alrededor, las sensaciones corporales y los pensamientos que surgen. No te aferres a ellos, simplemente obsérvalos sin juicio. Conviértete en un observador consciente de tu experiencia.
  • Meditación en la Naturaleza: Siéntate al aire libre o imagina un entorno natural. Conéctate con los sonidos, olores y sensaciones. Siente cómo te integras con el entorno.
  • Meditación de Respiración Contada: Cuenta tus respiraciones. Inhala contando hasta cuatro y exhala contando hasta cuatro. A medida que avanzas, puedes ajustar la duración de la cuenta según tu comodidad.
  • Meditación en Movimiento (Caminar Consciente): Camina lentamente y presta atención a cada paso. Siente la conexión con el suelo. Puedes combinar esto con la respiración, inhalando en un paso y exhalando en el siguiente.
  • Meditación de Visualización: Cierra los ojos e imagina un lugar tranquilo y sereno. Detalla los colores, sonidos y sensaciones. Sumérgete en la visualización para calmar la mente.
  • Meditación Guiada para Principiantes: Utiliza grabaciones guiadas que te lleven a través de la meditación. Hay muchas aplicaciones y recursos en línea que ofrecen meditaciones guiadas específicas para principiantes.
  • Meditación de Agradecimiento: Reflexiona sobre cosas por las que te sientes agradecido. Pueden ser pequeñas o grandes. Cultivar la gratitud puede mejorar tu perspectiva y estado de ánimo.

Recuerda que la clave es la consistencia y la paciencia. No te desanimes si tu mente divaga; es una parte normal de la práctica. Con el tiempo, notarás los beneficios de la meditación en tu bienestar emocional y mental. Parte meditando unos 5 minutos al día e incrementa su duración a medida que vayas integrando la meditación como un hábito en tu vida.

Si te interesa aprender más sobre cómo funciona nuestro cerebro y cómo la meditación contribuye a calmar la mente, te invitamos a ver los siguientes videos de Nazareth Castellanos, neurocientífica española:

https://www.youtube.com/watch?v=SDwsvLJ-0Lc

https://www.youtube.com/watch?v=5xOGYn0KvnU

Equipo Estar Bien

¿No fue suficiente?

Revisa nuestros programas

¡Únete a nuestra lista de correo y comienza a recibir lo mejor de Estar Bien!

Mantente al día con nuestros nuevos cursos de bienestar, sé el primero en escuchar nuestros pódcast y recibe actualizaciones importantes sobre la industria. Como miembro de nuestra lista de correo, tendrás acceso a contenido exclusivo y promociones especiales para ayudarte a alcanzar tus metas de bienestar.

Nos tomamos muy en serio la protección de tus datos personales y cumplimos con las leyes de protección de datos como el GDPR, siempre tendrás la opción de cancelar tu suscripción en cualquier momento.